El sector forestal-madera de Euskadi encara el futuro con optimismo