Presentada en Biocastanea 2018 la primera castaña certificada

El Bierzo acogió la semana pasada la celebración de Biocastanea 2018, la novena edición de este evento en torno a la castañicultura, que reúne una serie de eventos científicos, técnicos y de promoción de este producto, tanto en sus vertientes de recurso endógeno (muy importante en la zona leonesa) como de elemento muy ligado a la tracidión sociocultural de El Bierzo.

En este marco fue presentada la primera castaña certificada, procedente de sotos cuya gestión forestal está certificada por PEFC y que ahora ha concedido al producto este reconocimiento de origen sostenible. La certificación ha sido promovida por la Mesa del Castaño del Bierzo y con el asesoramiento técnico de Cesefor.

Las castañas certificadas PEFC, que salen por primera vez al mercado, fueron muy apreciadas por el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que durante la inauguración animó a los productores de castaña de la comarca del Bierzo a aprovecharse de la inclusión de una nueva línea de ayudas, dotada con más de un millón de euros, para subvencionar la plantación de castaños como plantas de alto valor, una categoría que ya ostentan la encina micorrizada y algunas plantas aromáticas. 

Por otro lado, en lo que respecta a producción estimada de castaña en esta campaña, a la que aún le quedan unos ocho días de recogida, se cerrará este año en torno a los seis millones de kilos, según adelantó ayer el director de la Mesa del Castaño y director técnico de la marca de garantía, Pablo Linares, durante la clausura de la novena edición de la feria Biocastanea en Carracedelo, en una información que recoge la edición digital de Diario de León. Linares reconoció que la producción estará este año por debajo de los ocho millones de kilos del año pasado, sin embargo, la calidad del producto es "muy buena y los castañicultores están contentos".