¿Por qué necesita Europa frenar el cambio climático y adaptarse a sus impactos?

Cesefor, #TiempodeActuar, cambio climático, resilencia, incendios, sequías, efecto invernadero, GEI, ecosistemas, biodiversidad

Una compilación de varios mapas existentes publicados estos días por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) ilustra cómo la sequía, las lluvias torrenciales y las inundaciones, los incendios forestales y la elevación del nivel del mar podrían afectar a algunas regiones seleccionadas de Europa, entre ellas Europa Central, la Península Ibérica, Escandinavia, Bretaña y Venecia. Se prevé que las numerosas regiones de Europa se enfrentarán al empeoramiento de los impactos del cambio climático en los próximos decenios.

El aumento de la exposición a los peligros relacionados con el clima variará de una región a otra en toda Europa, según la evolución de los mapas de la AEMA (que se pueden descargar como pdf). La información muestra ejemplos de riesgos seleccionados en toda Europa y destaca el importante papel del freno al cambio climático para evitar los peores impactos, así como el papel clave de la adaptación y la resiliencia en medio de los nuevos planes de la UE en el marco del Acuerdo Verde Europeo (Green Deal) para presentar una nueva y más ambiciosa estrategia de adaptación de la UE.

Las evaluaciones de la AEMA, incluido el informe recientemente publicado El estado del medio ambiente y las perspectivas de Europa para 2020 (SOER), apuntan a un empeoramiento del cambio climático en el futuro, incluso si los esfuerzos mundiales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero resultan eficaces. Los fenómenos meteorológicos extremos y relacionados con el clima que dan lugar a peligros tales como inundaciones, sequías, incendios forestales y el aumento del nivel del mar serán más frecuentes e intensos en muchas regiones. Esto tendrá efectos adversos en los ecosistemas, los sectores económicos y la salud y el bienestar humanos.  Los impactos del cambio climático también afectarán a las zonas urbanas de Europa. Por ejemplo, las ciudades de baja altitud de los Países Bajos, Alemania, Bélgica y a lo largo de las costas del norte de Italia, en particular Venecia, se encuentran entre las ciudades más expuestas a las inundaciones costeras en Europa debido a una combinación de la elevación del nivel del mar y las mareas de tempestad.

Todos estos impactos hacen que la adaptación a los efectos del cambio climático sea crucial. La adaptación debe adaptarse a las circunstancias regionales y locales específicas, incluidos los peligros climáticos que se enfrentan allí y otros aspectos regionales y locales.

Cuestiones clave destacadas

Si bien los efectos del cambio climático ya no pueden evitarse, su magnitud depende del éxito de los esfuerzos mundiales y europeos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como se dispone en el Acuerdo de París y se prevé en el marco del Acuerdo Verde Europeo. Estas son algunas de las cuestiones clave a tener en cuenta:

Sequías: Los estudios existentes proyectan grandes aumentos en la frecuencia, duración y severidad de las sequías en la mayor parte de Europa durante el próximo siglo, excepto en el norte de Europa. El mayor aumento de las condiciones de sequía se proyecta para el sur de Europa, donde aumentará la competencia entre los usuarios del agua, como la agricultura, la industria, el turismo y los hogares.

Lluvias torrenciales e inundaciones: Se prevé que el cambio climático provocará una mayor intensidad de las lluvias, y las proyecciones muestran un aumento de las lluvias intensas en la mayor parte de Europa en otoño e invierno de hasta un 35% para finales del siglo XXI en un escenario de altas emisiones.

Incendios forestales: Los grandes incendios forestales de los últimos años han afectado a varias regiones del norte y el oeste de Europa donde los incendios no habían sido frecuentes en el pasado. Se prevé que el aumento relativo del peligro de incendios sea particularmente grande en Europa occidental y central, pero el peligro absoluto de incendios sigue siendo mayor en el sur de Europa.

Subida del nivel del mar e inundaciones costeras: Todas las regiones costeras de Europa han experimentado un aumento del nivel absoluto del mar, pero con importantes variaciones regionales. La elevación del nivel del mar, en combinación con las mareas de tempestad, aumenta considerablemente el riesgo de inundaciones en las regiones costeras bajas en los próximos decenios. Las inundaciones costeras están amenazando los ecosistemas costeros, los recursos hídricos, los asentamientos, la infraestructura y las vidas humanas. La gravedad de esos impactos depende de la protección actual de las costas contra las inundaciones, que varía en las diversas regiones costeras de baja altitud de Europa.