Ovinnova: un modelo innovador de negocio para la "ancestral y necesaria" trashumancia

El desarrollo rural tiene un nuevo aliado en una iniciativa en la que, desde hace unos meses, trabaja el proyecto de innovación del Grupo Operativo Ovinnova, que pretende mejorar la competitividad del pastoreo trashumante, configurando un nuevo modelo de negocio de prestación de servicios ganaderos que contribuya a preservar la biodiversidad.

Para conseguir su propósito, el GO Ovinnova (en el que, junto a otros socios, participa Cesefor) establecerá un nuevo marco de gestión de la actividad mediante el  uso de tecnologías innovadoras aplicadas en las zonas receptoras (Cordillera Cantábrica) y emisoras (dehesas en el Sur de España) de ganado.

Igualmente, se llevará a cabo la implantación demostrativa de un modelo de negocio innovador de prestación de  servicios al pastoreo,  así como una evaluación y mejora del estado de conservación de los hábitats y especies prioritarios  de  dehesas  perennifolias  mediterráneas  y  de  pastos,  turberas  y matorrales de puertos cantábricos.

El aumento de la biodiversidad en los hábitats asociados a la ganadería extensiva, de ovino ecológica certificada, mediante la aplicación de nuevas tecnologías que permitan el establecimiento de patrones de gestión holística del territorio, es una prioridad para éste Grupo operativo.

El  proyecto (que se alargará hasta el verano de 2021) también persigue la creación de un nuevo modelo  de negocio basado en la  prestación  de  servicios de pastoreo estival para explotaciones de ovino de carne del suroeste de la península  ibérica; la recuperación del uso  pastoral del ganado ovino  en los puertos de la cordillera cantábrica (posibilitando  la recuperación de la superficie  de dehesa del sur peninsular); y conseguir dignificar la actividad trashumante, mejorando las relaciones entre ganaderos, pastores, propietarios, gestores y ambientalistas. 

Implicación pública y privada en la iniciativa

El consorcio del  proyecto, liderado por Fundación Monte Mediterráneo, lo conforma un grupo de entidades relacionadas con el sector de la ganadería extensiva y la producción de carne de ovino, entre las que se encuentran la Fundación Cesefor, la Cátedra de Ganadería Ecológica Ecovalia-Clemente Mata de la Universidad de Córdoba, la certificadora de producción ecológica CAAE y  la organización interprofesional agroalimentaria del ovino y caprino INTEROVIC. Este consorcio, además, cuenta con entidades colaboradoras de primer nivel como la Junta de Castilla y León, EAGroup, FEDEHESA, INDEHESA y el Ayuntamiento de  Crémenes. Dos entidades más, la Universidad de León e Innogestiona Ambiental, apoyan las acciones del Grupo Operativo en calidad de asistencia técnica especializada al proyecto.

El proyecto está subvencionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la convocatoria de 2019 para el funcionamiento de Grupos Operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI) en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.