La sede de la INTERPOL acoge una jornada sobre soluciones tecnológicas para luchar contra los delitos forestales

TIC, eutr, deforestación, tala ilegal, comercio de madera,

Los especialistas en delincuencia forestal se han reunido esta semana en la sede de INTERPOL en Lyon (Francia) para estudiar la manera de impulsar la seguridad forestal mundial mediante la innovación tecnológica y una mayor cooperación policial internacional.

Dado que la tala ilegal y la delincuencia forestal están socavando los intentos mundiales de aplicar políticas de protección del medio ambiente y prácticas sostenibles, la utilización de nuevos instrumentos tecnológicos para vigilar e identificar a distancia las concesiones forestales y los sitios de tala ilegal ha sido una de las prioridades de esta Conferencia Mundial de INTERPOL sobre Delincuencia Forestal.

Durante los tres días que duró el evento (del 4 al 6 de septiembre), casi 200 expertos representantes de los organismos encargados de la aplicación de la ley, la industria maderera, las instituciones financieras y las organizaciones no gubernamentales de 51 países miembros de INTERPOL (además de varias organizaciones de las Naciones Unidas), pudieron comprobar cómo se puede utilizar la tecnología moderna para el seguimiento de la madera a lo largo de la cadena de suministro mundial.

Una feria tecnológica celebrada simultáneamente a la conferencia permitió a una selección de empresas privadas de diferentes partes del mundo demostrar cómo se pueden utilizar sus soluciones tecnológicas para ayudar a los organismos encargados de hacer cumplir la ley a hacer frente a los delitos forestales de manera más eficaz.

“Ha sido particularmente útil la demostración de cómo la tecnología moderna puede ayudarnos a enfrentar los desafíos de la delincuencia forestal y a identificar y luchar mejor contra las operaciones delictivas transnacionales”, comentó Hamanda Diniz Campos Carvalho, representante de la Policía Federal de Brasil en la conferencia.

Campos Carvalho subrayó que encuentros como este suponen “una gran oportunidad para que la policía de muy diferentes partes del mundo se dé cuenta de que nos enfrentamos a los mismos desafíos forestales y comparta sus conocimientos sobre los nuevos métodos de trabajo de la delincuencia organizada y la forma en que los abordamos en nuestros países”.

La ayuda de la INTERPOL contra la deforestación y otros delitos forestales

“Dado que el comercio mundial de madera procedente de la tala ilegal ocasiona importantes costes a los gobiernos en términos de pérdida de ingresos económicos, INTERPOL tiene un papel fundamental que desempeñar para ayudar a los países a mejorar a largo plazo su respuesta a la deforestación y a la delincuencia forestal”, señaló el director del Programa de INTERPOL contra la Delincuencia Organizada y la Delincuencia Emergente, Paul Stanfield.

La conferencia de esta semana ha permitido, a juicio de Stanfield, que los países participantes comprendan mejor la información estratégica, el apoyo operativo y las soluciones tecnológicas esenciales que INTERPOL pone sobre la mesa para hacer frente con eficacia a la delincuencia forestal mundial y a los demás delitos graves que a menudo conlleva

Creación de grupo específico contra la delincuencia forestal

Como parte de las medidas destinadas a estrechar la cooperación internacional en la lucha contra la delincuencia forestal a escala mundial, la conferencia se clausuró con la creación de la primera Junta Ejecutiva del Grupo de Trabajo de INTERPOL sobre Delincuencia Forestal, en la que están representados los países miembros de África, América, Asia y Europa.

Dado que el carácter transnacional de la tala ilegal plantea dificultades a los organismos encargados de la aplicación de la ley y a los organismos reguladores (que a menudo tienen una capacidad limitada para trabajar más allá de sus fronteras nacionales y de sus jurisdicciones nacionales) el proyecto ‘Leaf’ de INTERPOL ayuda a los organismos encargados de la aplicación de la ley a coordinar, en los 192 países miembros, una respuesta global de las fuerzas del orden público.

La labor de INTERPOL en materia de delincuencia forestal se lleva a cabo con el apoyo financiero de la Iniciativa Internacional sobre el Clima y los Bosques de Noruega (NICFI); el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania (BMEL); la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Representantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España también estuvieron presentes en esta reunión.