La Red Estatal del Castaño reclama un plan de contingencia inmediato al MAGRAMA y las CCAA para combatir la avispilla

Vila Pouca de Aguiar (Norte de Portugal) acogió la pasada semana una reunión extraordinaria de la Red Estatal del Castaño, órgano que agrupa a los representantes del sector de la castañicultura, de las regiones productoras de castaña más importantes de España. Integrantes de la Red se encontraban en la localidad portuguesa con motivo del VI Encuentro Europeo de la Castaña.

La convocatoria de la reunión extraordinaria vino motivada por los datos aportados desde el sector que apuntan a una rápida extensión de la plaga por las zonas productoras de castaña de España, y de sus efectos.

“La tragedia que puede sumir esta plaga al castaño tendrá efectos irreparables de carácter ecológico en aquellas zonas  ya afectadas por otras enfermedades como el chancro”, apuntaron algunos de los expertos reunidos en el encuentro, pudiendo ser la causa de la muerte del castaño, con graves efectos ecológicos.

Solución inmediata posible

Desde la Red Estatal del Castaño se exige al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) a superar las reticencias y limitaciones a la suelta del parasitoide específico (Torymus sinensis) para el control de la avispilla, tal y como se ha hecho en otros países de nuestro entorno, por su nula afección al medio natural, y que no obstante terminará llegando al medio de forma natural, si bien no al ritmo de la propia plaga.

Evitar la tragedia social, natural y económica

En ese sentido, la red Estatal del Castaño solicitará una reunión inmediata a la Ministra de  Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la puesta en marcha de un Plan de Contingencia para hacer frente de forma seria y eficaz a esta temida plaga, evitando así que la avispilla se convierta en una tragedia ecológica y en un drama social en las áreas donde el castaño está presente desde tiempos inmemoriales.