La MIMCyL reclama la presencia del sector forestal en el Pacto por la reconstrucción de Castilla y León

La Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León (MIMCyL) solicita la incorporación del sector forestal al ámbito de actuación del Pacto por la Reconstrucción en Castilla y León por su enorme potencial para la generación de riqueza y empleo en las áreas rurales de la región y para responder, además, a lo dispuesto en el Pacto Verde Europeo y en las futuras Estrategias de Biodiversidad y Forestal de la Unión Europea.

“Desde la MIMCyL queremos manifestar nuestra decepción ante el Pacto de Reconstrucción firmado por los principales grupos políticos de nuestra comunidad el pasado 17 de junio por la total omisión de medidas específicas para el sector forestal”, explica la asociación.

Castilla y León es una de las regiones forestales más importantes de toda Europa (el 51% de la superficie es forestal). Acumula 150 Mm3 de madera y es la segunda región más importante a nivel nacional.

Las masas forestales en Castilla y León se aprovechan por debajo de su capacidad. Se corta el 30% del crecimiento (por debajo de la media española, 37%, y del promedio europeo 65%). La puesta en producción de estos recursos puede ser palanca de desarrollo de la región.

El sector forestal emplea a más de 16.000 personas en la región y su industria tiene una gran relevancia en el ámbito nacional, aportando el 14% de la producción total. Los productos de madera transformados en la región pueden ser clave en el nuevo desarrollo económico basado en el gran Pacto Verde Europeo (EU Green Deal), generando una oportunidad estratégica única

Más del 95% de la actividad del sector se concentra en poblaciones de menos de 3.000 habitantes y gran parte de la fiscalidad asociada a ella retorna a la comunidad. El desarrollo del sector es una oportunidad para la generación de empleo y fijar población en el entorno rural. Por ello, se plantean estratégicos los sectores que gestionen los recursos locales, más aún en entornos rurales en los que se pretende fijar población.

Además, la gestión forestal sostenible de nuestros bosques permite el mantenimiento de la masa forestal, promoviendo su adecuada salubridad y limpieza y evitando problemas de incendios y plagas. Los bosques son los principales sumideros de CO2 que existen y de su conservación depende la sostenibilidad medioambiental y el cuidado del entorno rural.

“Estamos convencidos de que desarrollar un sector sostenible con tantas posibilidades como el forestal es una oportunidad estratégica para que nuestra comunidad autónoma afiance la recuperación económica y social tras la pandemia sufrida; de no hacerlo, podría desaparecer gran parte de la actividad asociada al sector”, sostiene la MIMCyL en un comunicado de prensa.

La Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León (MIMCyL), es la asociación que representa los intereses del sector de la madera en Castilla y León. Agrupa a las asociaciones empresariales más representativas del sector con presencia en Castilla y León: la Asociación Nacional de Fabricantes de Tablero (ANFTA), la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO), la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL), la Asociación Española para la Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), la Confederación de empresarios de la Madera de Castilla y León (CEMCAL), la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE) y la Federación Española de Industrias de la Madera (FEIM).