La Asociación Forestal de Soria, galardonada con el prestigioso premio internacional ‘Elinor Ostrom’

La Asociación Forestal de Soria (ASFOSO) ha sido galardonada con el prestigioso ‘Elinor Ostrom Award’, en la modalidad “Practitioners”, por el trabajo que desarrolla en defensa de los montes de socios. Este galardón, creado en honor de la Nobel de Economía Elinor Ostrom, es el máximo reconocimiento mundial a instituciones, administraciones o particulares que desarrollan su labor en el campo de los bienes comunes: bosques, agua, cuencas hidrográficas, tierras de pastoreo, pesca y costas, entre otros.

En el caso de la Asociación Forestal de Soria, el trabajo desarrollado en favor de los montes de socios ha consistido en recuperar, visualizar y posicionar en el siglo XXI una forma colectiva de propiedad nacida a raíz de los procesos desamortizadores de finales del siglo XIX. Para evitar que los montes hasta ese momento de uso común pasaran a manos ajenas a la comunidad local, los vecinos de los pueblos (a veces de forma directa, y otras a través de intermediarios) decidieron acudir a las subastas estatales para recuperar una titularidad que se les pretendía arrebatar y poder seguir utilizándolos como tradicionalmente lo hacían.

El éxodo hacia las ciudades durante el siglo XX hizo que estos montes cayeran en el olvido, hasta que en el siglo XXI se reconsideró el valor de los espacios verdes para la sociedad y la reactivación de las zonas rurales. La Asociación Forestal de Soria detectó e hizo ver la necesidad de una normativa específica para esta clase de propiedad forestal, que permitiera afrontar la gestión de estos territorios y la actualización de la titulación a favor de los propietarios.

“Es un trabajo que viene de muchos años, en los que se han activado muchas comunidades por toda España, con un total de 15.000 personas vinculadas con los procesos de recuperación, conservación y revalorización de los montes de socios. El premio es la ratificación de que esta línea de trabajo, que confía el desarrollo rural a la existencia de comunidades sólidas, es acertada”, destaca Pedro Agustín Medrano, director del proyecto Montes de Socios.

Una importante innovación que la Asociación Forestal de Soria ha aportado con su trabajo de recuperación de este tipo de espacios forestales es el haber reformulado el concepto de comunidad local como gestora de los mismos.

“El enfoque que le hemos dado es bastante novedoso. Partimos de que confiar el desarrollo de estos espacios forestales solo a los últimos moradores de los pueblos no tiene recorrido. Las juntas gestoras de Montes de Socios son un nuevo concepto de comunidad local, en la que participan las personas que viven en los pueblos y también las que conservan derechos sobre estos montes pero viven en el entorno urbano. Es novedoso por el componente mixto rural-urbano. Y la experiencia es positiva porque se favorece la toma de decisiones por la participación de personas con diferentes percepciones, desde la ciudad y el mundo rural. Este elemento innovador es el que ha motivado el premio”, añade el presidente de la Asociación Forestal de Soria, Pedro Antonio Marín.

El objetivo, apunta Medrano, es “convertir a estas comunidades en elementos dinamizadores de los bosques y el medio rural. Y no solo en teoría, sino que les dotamos de herramientas para que desarrollen procesos económicos y de valorización de este tipo de montes”, explica el director del proyecto Montes de Socios.