La 17ª Feria de la Trufa de Soria consolida sus retos de ampliación e internacionalización

La Feria de la Trufa de Soria cumple su XVII edición y se celebrará nuevamente en Abejar los días 16 y 17 de febrero de 2019. Con la organización del Ayuntamiento de Abejar (y la coorganización de Diputación de Soria), esta edición consolida los retos de ampliación del recinto ferial e internacionalización del certamen.

Con un total de 37 expositores llegados de toda la geografía española y algunos del extranjero, es el referente nacional en cuanto al mundo de la truficultura y a la gastronomía vinculada a la trufa negra (Tuber melanosporum). Cuenta como antesala con una Jornada Técnica para Profesionales de la Hostelería, en la que se darán cita numerosos cocineros con Estrella Michelín. También entre las actividades más destacadas de la programación se encuentran el Seminario Científico sobre Truficultura, el Concurso Gastronómico Nacional de la Trufa Negra (que se viene celebrando desde la primera edición del certamen) o el Concurso de Caza de Trufa con Perros.

Una muestra con mucha historia

La Feria de la Trufa de Soria se celebra en Abejar desde el año 2003 y surgió como una iniciativa municipal, dado que en las inmediaciones se encuentra la finca trufera más grande del mundo (Los Quejigares) con más de 600 hectáreas y sus habitantes tienen un fuerte vínculo con la trufa negra. Por ello se quiso poner en valor este preciado recurso, que solo era conocido por una minoría, entonces el cultivo de la Tuber melanosporum era escaso y la mayor parte de la producción era de trufa silvestre, con lo que para un pueblo de apenas 400 habitantes y con un reducido presupuesto, era todo un reto.

La Tuber melanosporum es un hongo comestible que crece bajo tierra asociado a las raíces de varias especies de árboles como el roble, la coscoja o el avellano, aunque lo más común es encontrarlo asociado a las raíces de las encinas Quercus ilex. Este hongo, conocido desde la más remota antigüedad por su inigualable aroma, está considerado como el diamante negro de nuestros montes, debido a su alto valor culinario, a su escasez y a los elevados precios que alcanza en el mercado.

Abejar ha conseguido que la cultura de la trufa se haya extendido, que su cultivo sea una alternativa rentable, ecológica y sostenible en muchas zonas rurales. También, que la Tuber melanosporum sea un recurso importante del turismo en la provincia de Soria y que sirva como elemento desestacionalizador. Actualmente son cerca de 7.000 personas las que se acercan hasta Abejar, localidad conocida como “la Puerta de Pinares”, para conocer este evento.