Fafcyle vende 20 lotes de madera de chopo en Zamora por cerca de 900.000 euros

La Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (Fafcyle) organizó hace unos días en Zamora la segunda subasta de chopos del año, y la XXV desde la existencia de esta federación. En total han salido a licitación un total de 33 lotes, lo que ha supuesto cerca de 20.000 árboles, con casi 15.000 m3 por valor de 954.00 euros. Un total de 9 empresas de Castilla y León, Castilla La Mancha, Valencia y Aragón han concurrido a la subasta, celebrada el 13 de diciembre, algunos de cuyos lotes han sido muy concurridos. Los participantes han destacado la calidad de la madera tratada, que ha conseguido los mejores resultados en cuento a lotes adjudicados.

En cuanto a la procedencia de los lotes, 3 han sido de Burgos, 14 de León, 2 de Valladolid, 4 de Palencia y 1 de Zamora. En total 19.167 árboles 14.802 m3 por valor 954.026,08 euros. Cabe destacar el éxito alcanzado en la provincia de León, donde se han vendido la totalidad de los lotes subastados.

Esta es la segunda subasta que la Federación organiza en Castilla y León en 2019, tras la celebrada en el pasado de mes de mayo, donde se vendieron 29 lotes por un valor superior a los 1.300.000 euros, incrementándose el precio de venta en un 30% respecto al precio de salida.

El éxito obtenido con esta fórmula de aprovechamiento conjunto en el ámbito forestal privado, pionera en nuestra región, radica en la transparencia, garantía y seguridad para el propietario que se traduce en un beneficio claro. Los populicultores valoran positivamente el servicio dado por las asociaciones forestales, tanto en el asesoramiento técnico recibido durante todo el proceso de tasación, venta y aprovechamiento como la seguridad de una correcta ejecución de los trabajos y los cumplimientos de los plazos establecidos. Así mismo, cada año se ven incrementadas las ventas debido a la confianza y las ventajas que también encuentra la industria de la madera en este proceso.

El chopo en Castilla y León

Castilla y León aporta el 65% de las cortas de chopo de España de las cuales el 80% se realizan en montes de gestión privada. El chopo ocupa el 2 % de la superficie arbolada, sin embargo su aprovechamiento equivale al 20 % de la madera anual, aportando el 40 % de los ingresos por venta de madera. Es por tanto, el chopo una materia prima importante para la industria que proporcionan los propietarios de la región, los cuales necesitan estar organizados y agrupados para mejorar su posición en el mercado.

El chopo es una especie de crecimiento rápido, dentro de las especies forestales, excelente para la elaboración de chapas de madera, tablero, etc… y muy utilizada en la industria. Tiene un alto potencial medioambiental ya que absorbe 12t/hectárea al año de CO2, hasta que alcanza la edad de corta, momento en que disminuye su capacidad de absorción y es cortado para su aprovechamiento y sustituido por una nueva plantación que realizará la misma función ambiental.