FAFCYLE pide políticas forestales que defiendan el cambio de modelo económico, y en línea con el Pacto Verde Europeo

La Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE), entidad miembro del patronato que rige Cesefor, insta a las administraciones regionales y nacionales a llevar a cabo una política ambientalmente más sostenible, que defienda el cambio de modelo económico, alineada con el Pacto Verde Europeo. "Desde todas las organizaciones del mundo se está pidiendo que la salida de la crisis del coronavirus sea más sostenible y tenga en cuenta medidas que favorezcan el medio ambiente", aseguran en un comunicado emitido por la federación con motivo del Día Mundial de la Tierra, celebrado el 22 de abril.

"El cambio climático está siendo el causante de los incendios, de las sequías, de la reducción de la diversidad de fauna y flora. Y también participa activamente en la expansión de nuevas amenazas como plagas que dan al traste con especies enteras y amenazan la existencia de otras. Y también favorecen la extensión de virus como el coronavirus, que ha ocasionado una de las crisis mundiales más adversas a todos los niveles", señala FAFCYLE en su comunicado.

El sector forestal se ha evidenciado como de primera necesidad

La agrupación de asociaciones de propietarios forestales de Castilla y León apunta a que "la salida de la crisis del coronavirus debe tener en cuenta lo que de verdad importa, y el sector forestal en estos momentos se ha manifestado como de primera necesidad lo cual debería hacer reconsiderar su papel primordial a la hora de afrontar un modelo futuro. Los montes son uno de los vértices de la economía y de la vida que debemos proteger y garantizar para generaciones futuras".

Para FAFCYLE, "la Administración no puede mirar para otro lado. Es necesario invertir en el  medio natural y movilizar los recursos de los montes, aceptando las prácticas de gestión sostenibles, para fijar población y valor en nuestro territorio, para alejar la amenaza de los incendios, las sequías y las plagas. El monte es generador de lluvias y limpia el aire de CO2. Y es la casa de multitud de especies de fauna y flora. Además, aporta materias primas para la industria y genera un importante empleo en el medio rural ayudando a  frenar el despoblamiento. Y por tanto, contribuye al bienestar de la sociedad".

La federación cierra su comunicado subrayando que "la sociedad necesita a los montes. Los montes necesitan el apoyo de toda la sociedad. En la Comunidad Autónoma más grande de Europa después de Laponia en superficie forestal, no podemos obviar las oportunidades que brindan nuestros montes".