Fafcyle pide al nuevo Gobierno regional un compromiso real con el sector forestal

La Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE) considera de vital importancia el cuidado del medio ambiente, un patrimonio de todos cuya sostenibilidad es también responsabilidad de todos. Y por esa razón, y coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, pide al nuevo gobierno regional que salga de las últimas elecciones, que lleve a la agenda política el sector forestal, un sector considerado estratégico por la Agencia de Desarrollo.

Según un comunicado, la federación considera que el desarrollo del sector forestal no sólo sería un beneficio social al mejorar el aire al absorber el CO2 o regular el ciclo del agua, factores fundamentes en la lucha contra el cambio climático, sino que también sería un factor muy importante de riqueza económica y de lucha contra el abandono rural, dado que la Comunidad Autónoma es la región más arbolada de Europa y una potencia medioambiental. Por eso fue considerado como un sector estratégico por la Agencia de Desarrollo regional. Y por eso, la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León, que reúne a más de 6.000 propietarios forestales de la Comunidad, quiere incidir, coincidiendo con la celebración del día mundial del Medio Ambiente, en su importancia para toda la región.

Pacto Regional por los Bosques 

Asimismo, Fafcyle pide un Pacto Regional por los Bosques, lo que significa un acuerdo de todos los partidos políticos que han salido elegidos en las últimas elecciones al Parlamento Regional, para que se dote presupuestariamente de recursos económicos suficientes al sector para los próximos 20 años, habida cuenta de las características específicas de desarrollo que tiene el sector forestal.

Por otro lado, la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León exige también más ayudas económicas de los poderes públicos hacia el sector forestal privado, colaborador necesario en el cuidado de los bosques de Castilla y León, y acuciado por el minifundismo del sector que impide una gestión adecuada y sostenible de los montes privados.

Finalmente, la Federación pide un compromiso de los poderes regionales para reivindicar la ayuda europea a este sector en otro de los asuntos que conciernen específicamente a los propietarios forestales como es la reforma de la Ley de Política Agraria Comunitaria (PAC) donde el sector forestal privado está ninguneado.