En marcha BeonNAT, un nuevo proyecto para crear bioproductos procedentes de tierras marginales

El 16 de julio tendrá lugar la reunión de lanzamiento de BeonNAT, un proyecto europeo coordinado por la Unidad de Biomasa del CEDER-CIEMAT en el que participa Cesefor, y que tiene por objetivo crear bioproductos de alto valor añadido, mediante el cultivo de especies arbóreas y arbustivas infrautilizadas, en tierras marginales de Alemania, Rumania y España. 

Con el proyecto BeonNAT (Innovative value chains from tree & shrub species grown in marginal lands as a source of biomass for bio-based industries), se busca incrementar los recursos naturales, no a costa de tierras de cultivo viables, sino mediante un uso inteligente de tierras marginales y de arbustos y árboles cuya explotación actualmente es escasa o nula, para satisfacer la demanda de materiales de base biológica como extractos, aceites esenciales, bioplásticos, pasta de madera, biochar y absorbentes y contribuir a la sostenibilidad y la biodiversidad, en consonancia con los preceptos de la economía circular.

Demostrar la viabilidad de la explotación de estas tierras marginales, consideradas tradicionalmente no rentables para el cultivo, es además una oportunidad para crear nuevos puestos de trabajo en el ámbito rural y actuar como freno a la pérdida de población, considera el consorcio que promueve la iniciativa. 

En el desarrollo del proyecto se contempla la selección de distintas especies de árboles y arbustos infrautilizados, como el enebro, la jara, el ciprés y el olmo entre otros, en Alemania, Rumanía y España. Además se buscarán técnicas de recolección y logística sostenibles, se evaluarán los beneficios de los cultivos mixtos frente a los monoespecíficos en cada uno de los tres países europeos, se definirán las tierras marginales agrícolas y forestales adecuadas en España, Alemania y Rumania para cultivar la materia prima del BeonNAT y se identificarán posibles tierras marginales para asegurar el suministro futuro. 

Dotado con una financiación cercana a los 5 millones de euros, el proyecto se presentó a la convocatoria de Bio-Based Industries (BBI-JU). La iniciativa europea BBI-JU es una colaboración público-privada entre la Unión Europa y el Consorcio de Biondustrias para acelerar los procesos de transformación sostenible de recursos naturales renovables en productos, materiales y combustibles de base biológica. Los proyectos BBI-JU reciben financiación del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea. 

El CEDER (Centro de Desarrollo de Energías Renovables), dependiente del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), un organismo público de investigación adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, es el coordinador de este proyecto europeo, que cuenta además con la participación la Fundación Cesefor, centro con el que el CEDER- CIEMAT inicia una importante colaboración, que se va a ir incrementando con nuevas propuestas de proyectos en las que ya se está trabajando actualmente. Participa también en el proyecto la Unidad de Biocarburantes y Bioproductos del CIEMAT, con sede en Madrid-Moncloa, además de otros 15 socios del ámbito tecnológico e industrial de 6 países diferentes de la Unión Europea: AIMPLAS - Asociación de Investigacion de Materiales Plásticos y Conexas (España), Consorzio per la Ricerca e la Dimostrazione Sulle Energie Rinnovabili (Italia), Leibniz Institut Fuer Agrartechnik Und Biooekonomie Ev (Alemania), Brandenburgische Technische Universitat Cottbus-Senftenberg (Alemania), Universitatea Stefan Cel Mare Din Suceava (Rumania), Instituto Politecnico de Braganca (Portugal), Contactica SL (España), Idoasis 2002 (España), El Jarpil SL (España), Envirohemp SL (España), NNFCC Ltd (Reino Unido), Tolsa SA (España), Laboratorios Maverick SL (España) y la Asociación para la Certificación Española Forestal. 

Esta reunión de lanzamiento, que dadas las circunstancias actuales se celebrará telemáticamente, pone en marcha el proyecto y abordará puntos clave relacionados con la coordinación y gestión del mismo. 

BeonNAT tiene una duración de 60 meses, y su finalización está prevista en 2025.