El PRAE acoge una jornada sobre cómo el sector forestal combate el cambio climático

La sede del PRAE, en Valladolid, ha sido escenario esta semana de la celebración de la jornada formativa ‘La lucha frente al cambio climático desde el sector forestal’, cuyo objeto es la presentación de actuaciones de gestión forestal sostenible, así como otras de mitigación y adaptación, que contribuyen a reducir la vulnerabilidad frente al cambio climático. Esta acción ha sido realizada en el marco del proyecto LIFE FOREST CO2.

La jornada, organizada conjuntamente por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el socio de LIFE FOREST CO2Agresta, se ha celebrado con motivo de la 25 Conferencia de las partes del Convenio de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) -celebrada en Madrid- y forma parte de las acciones que en este marco se han venido desarrollando y se desarrollarán en Castilla y León y que han sido participadas como tales al Ministerio para la Transición Ecológica.

Se pretende que el personal dedicado profesionalmente a esta materia -ya sea de la Administración autonómica, de la Universidad, así como de empresas vinculadas del sector forestal y asociaciones de propietarios forestales- conozcan cuánto puede aportar el sector forestal en la lucha contra el cambio climático, con herramientas como la gestión forestal sostenible, la creación de sumideros de CO2 mediante plantaciones forestales y su seguimiento posterior, así como acciones de voluntariado que las empresas que financian las plantaciones llevan a cabo con su trabajadores.

En este ámbito, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha subrayado la firma de 12 convenios que ha llevado a cabo en los últimos 8 años, con 6 entidades de diverso tipo para la repoblación de 950 hectáreas afectadas por incendios forestales, contribuyendo así a la absorción de 135.000 toneladas de CO2 en los 30 años posteriores. Varios de estos proyectos están inscritos en el Registro de Absorciones de CO2 del Ministerio para la Transición Ecológica, suponiendo más de una cuarta parte del total de inscritos en toda España.

Además, la misma Consejería ha recibido financiación de la Administración estatal para abordar un proyecto del Plan de Impulso para el Medio Ambiente Adapta-Ecosistemas con una reforestación de 118 ha en los términos municipales de Quintana del Castillo y Valdesamario (León), con una absorción del orden de 10.000 Tm en 30 años. Al margen de estas iniciativas más novedosas, ha mantenido su propia actividad repobladora en montes públicos con presupuestos autonómicos, que se ha extendido a 14.254 hectáreas entre 2011 y 2018, lo que equivaldría, considerando ese mismo plazo de 30 años, a una captura global de CO2 del orden de unos 2 millones de toneladas. 

A esto habría que añadir las 18.252 hectáreas de forestación en tierras agrarias plantadas en este mismo período con fondos autonómicos, estatales y de la Unión Europea a través de las ayudas del Programa de Desarrollo Rural. Todas estas cuestiones se han puesto de relieve durante la jornada, en la que, además de personal técnico de la propia Consejería, han participado destacados expertos de universidades, empresas, fundaciones y otras administraciones autonómicas.

El proyecto LIFE FOREST CO2

El principal objetivo es la promoción de la conservación de los bosques como sumideros de carbono y su gestión forestal sostenible como herramienta en la mitigación del cambio climático a través de la aplicación de la normativa europea relativa a la contabilidad de emisiones y absorciones en el sector del uso de la tierra, cambios en el uso de la tierra y la silvicultura (LULUCF). Esta iniciativa se desarrolla dentro del marco establecido por la UE para emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero resultantes de actividades relativas al uso del suelo, el cambio de uso del suelo y la selvicultura.

Otros objetivos específicos de este proyecto son:

- Mejorar la base del conocimiento a nivel local

- Realizar una aplicación práctica integrada que abarque a todos los sectores implicados de interés, incluidos aquellos responsables de la compensación de emisiones, en la puesta en valor de los mismos.

Se trata de una iniciativa coordinada por la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (OSIMA) de la Región de Murcia y tiene por socios, además de a Cesefor, a la Sociedad Coop. Agresta, al Centre National de la Propriété Forestière (CNPF), a la Universidad de Córdoba (UCO), a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas de la Xunta de Galicia y a la empresa Ingeniería del Entorno Natural (IDEN).