El Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos (Palencia) celebra su 15 aniversario y su posicionamiento como referente en la materia

El Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos, en Villamuriel de Cerrato (Palencia) celebra este año su 15º aniversario, habiendo logrado convertirse en estos tres lustros en un referente nacional en el diagnóstico y análisis de organismos patógenos de enorme importancia forestal, sobre todo por sus trabajos desarrollados para combatir el nematodo del pino Bursaphelenchus xylophilus o el chancro resinoso del pino Fusarium circinatum.

Desde su apertura en abril de 2003, las funciones asumidas por el Centro de Sanidad Forestal se enfocn en dos vertientes: la parte de prospección de campo y la de diagnosis en laboratorio, ambas dotadas de técnicos especialistas que coordinan los trabajos y realizan tanto trabajos de gabinete como análisis de muestras de recogidas, existiendo dos laboratorios independientes, uno destinado a la entomología y otro a la patología forestal.

Desde la creación del centro han sido varias las líneas de trabajo que se han mantenido a lo largo del tiempo y se han constituido como herramientas imprescindibles tanto para la evaluación del estado fitosanitario de las masas, como para el control de determinadas enfermedades de especial relevancia. Cabe destacar entre ellas el establecimiento de las Redes de Seguimiento de Daños de los bosques de Castilla y León, formadas por una serie de puntos fijos en los que se revisan, de manera anual, numerosos parámetros que ayudan a evaluar el estado fitosanitario del arbolado, o la lucha biológica contra el chancro del castaño. A estos trabajos se ha sumado en los últimos años la lucha contra los organismos de cuarentena, cuya introducción podría comprometer la viabilidad de nuestras masas forestales, siendo en la actualidad la principal línea de actuación desarrollada desde el centro, y que supone actuar en numerosos escenarios (campo, viveros, industrias de la madera, controles de madera en tránsito, etc.).

En esta trayectoria ha resultado fundamental la coordinación con otras entidades y administraciones públicas, participando de forma conjunta en proyectos de investigación aplicada para avanzar en el conocimiento y control de agentes nocivos que actúan de forma directa o indirecta como plagas forestales. Cabe destacar especialmente la colaboración con el departamento de plagas y enfermedades forestales de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria de la Universidad de Valladolid.

En estos años se ha ofrecido asesoramiento técnico a asociaciones forestales, ayuntamientos y propietarios particulares, se han impartido numerosas charlas y cursos de formación y se han elaborado documentos divulgativos sobre plagas y enfermedades que han sido publicados en la página web de la Junta de Castilla y León. Además, se han recibido numerosas visitas por parte de centros de formación y universidades para conocer las labores realizadas desde el centro.

Grandes ‘compañeros de viaje’ en esta andadura

En esta trayectoria ha resultado fundamental la coordinación con otras entidades y administraciones públicas (Universidades, Diputaciones, Centros de Investigación, etc.), participando de forma conjunta en proyectos de investigación aplicada para avanzar en el conocimiento y control de agentes nocivos que actúan de forma directa o indirecta como plagas/patógenos forestales (escolítidos, Monochamus galloprovincialis –vector del nematodo de la madera del pino-, insectos perforadores de piñas, seca de la encina y otras especies del género Phytophthora, chancro resinoso del pino, etc.), siendo especialmente destacable la colaboración con el departamento de plagas y enfermedades forestales de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, a partir de la cual han surgido importantes avances técnicos y publicaciones científicas.

Así mismo, en estos años se ha ofrecido asesoramiento técnico a Asociaciones Forestales, Ayuntamientos y propietarios particulares, se han impartido numerosas charlas y cursos de formación, se han elaborado documentos divulgativos sobre plagas y enfermedades, que han sido publicados en la página web de la Junta de Castilla y León y están disponibles como documentación de consulta en el siguiente enlace.

Además, se han recibido numerosas visitas por parte de centros de formación y universidades para conocer las labores realizadas desde el Centro, en general repitiéndose con carácter anual, y se han acogido estancias de formación, tanto de estudiantes como de personal técnico, nacional y extranjero, para adquirir destrezas en los procedimientos de campo y laboratorio en los que se ha especializado el personal adscrito al CSF de Calabazanos.