Cuenca acoge la puesta en marcha del Laboratorio Urbano de Innovación Forestal

La Escuela Politécnica de Cuenca, en cuyas instalaciones anexas se ubica la sede del programa, ha acogido esta semana el lanzamiento del Urban Forest Innovation Lab (UFIL), iniciativa enfocada al emprendimiento en bioeconomía forestal llevada a cabo por un consorcio compuesto por instituciones públicas y privadas liderado por el Ayuntamiento de Cuenca.

Un proyecto que, según ha expuesto en esta presentación el alcalde, Darío Dolz, “pone en valor las capacidades y fortalezas que tiene esta provincia y esta ciudad”. Y es que “el Ayuntamiento de Cuenca posee 53.000 hectáreas forestales repartidas en 23 montes de utilidad pública”, una “materia prima” en la que se centra el UFIL y cuyo objetivo final es “la generación de empleo”.

Este programa es una de las acciones seleccionadas dentro de la tercera convocatoria de Iniciativas Urbanas Innovadoras de la Unión Europea y se basa en aunar a personas que quieren desarrollar un proyecto relacionado con el ámbito de la bioeconomía forestal y empresas u otras entidades que planteen ideas de negocio o financiación para este tipo de emprendimiento.

Para ello, se va a desarrollar un programa formativo distribuido en tres jornadas que contarán con 35 alumnos cada una de ellas y que tendrá una duración de 10 meses distribuidos desde el 2 de marzo, que se inicia la primera, hasta octubre de 2021. Dicho programa, que formará en total a 105 participantes, combina tutorización e incubación de ideas con el fin de que puedan terminar convirtiéndose en un proyecto empresarial real.

En concreto, el programa de formación y entrenamiento pretende aportar a los participantes las herramientas, el conocimiento y las habilidades necesarias para un emprendimiento sostenible alrededor de la bioeconomía forestal.

Desde las últimas tendencias en aprovechamiento forestal ecológico y las técnicas más avanzadas de diseño e innovación, hasta las orientaciones más prácticas sobre el lanzamiento de una idea empresarial y las claves para captar financiación. Se desarrolla desde una visión sistémica del bosque con lo que se busca una participación multidisciplinar de personas.

En este programa se experimentará un nuevo modelo de entrenamiento para emprender en un sector incipiente y los participantes tendrán la oportunidad de diseñar, prototipar y desarrollar soluciones empresariales innovadoras aprovechando el bosque como entorno de pruebas.

El proyecto lo lleva a cabo un consorcio compuesto por instituciones públicas y entidades privadas con competencias y experiencia en gestión forestal sostenible, desarrollo urbano, diseño de productos, servicios y materiales, capacitación en emprendimiento y apoyo a empresas e investigación básica y aplicada.