Biomasa ¡Paso a las renovables!

La generación de energía a partir de biomasa forestal consituye una importante fuente de empleo. En algunos países europeos, el sector está ampliamente desarrollado. Sin embargo, en España y Portugal queda mucho camino por recorrer

En el siglo XXI podría producirse un cambio significativo desde una economía basada en los combustibles fósiles a una economía basada en la biomasa, obtenida a partir de residuos vegetales y animales.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que podría ser una alternativa viable a los combustibles fósiles tradicionales si los Gobiernos se decidieran a apoyarla. También, que la volatilidad en los precios del petróleo permite esperar una creciente competitividad de la biomasa.
Esta actividad es todavía experimental y costosa, aunque según el sector se compensa ampliamente con los beneficios que proporciona de prevención de la erosión, de incendios, como tratamiento selvícola, anula la emisión de CO2 y favorece los trabajos de repoblación.

Fuente: Europacork/ Enero-Febrero 2005
Enlace: