Aprobado el proyecto europeo Enersilva para promover la biomasa forestal

El proyecto europeo ENERSILVA (Promoción del uso de la biomasa forestal con fines energéticos en el suroeste de Europa) fue aprobado en la convocatoria del mes de marzo del fondo estructural Interreg.

De los 75 proyectos evaluados tan sólo fueron abrodaos 7, entre los que figura esta iniciativa que cuenta, entre otras, con la participación de la Confederación de Forestalistas del País Vasco, y de la Asociación Forestal de Galicia, líderes del proyecto. Interreg III es la iniciativa comunitaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional en favor de la cooperación entre regiones de la Unión Europea durante el periodo 2000-2006.
El objetivo de esta nueva fase de Interreg consiste en aumentar la cohesión económica y social en la UE, fomentando la cooperación transfronteriza, transnacional e interregional, así como el desarrollo equilibrado del territorio.
El proyecto ENERSILVA cuenta con un presupuesto de un millón de euros, y está financiado por las entidades: FEDER; Asociación Forestal de Galicia, Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, Instituto Enerxético de Galicia, Gobierno Vasco, Confederación de Forestalistas del País Vasco, Centro Tecnològic Forestal de Catalunya, Asocciaçao Florestal de Portugal; Centro de Biomasa para la Energía, Unión Régionale des Syndicats de Propiètaires d'Aquitaine; y Centre de la Propiété Forestère d'Aquitaine. Su duración será de dos años y medio, paritendo del mes de abril de 2005.

Aprovechamiento de la biomasa.
ENERSILVA persigue involucrar a los propietarios forestales en el aprovechamiento de la biomasa, a través de estructuras organizativas que garanticen un suministro permanente. También busca difundir tecnologías apropiadas que puedan ser incorporadas por las empresas de servicios forestales, y contribuir al desarrollo rural. Incrementar la sostenibilidad de los bosques del sur de Europa, disminuir el riesgo de incendio forestal y de plagas y enfermedades en los bosques del sur de Europa, y cooperar en la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles son otros objetivos que se plantea este ambicioso proyecto.
El aprovechamiento de la biomasa residual adquiere un peso relevante en la sostenibilidad de los bosques del Sur de Europa ya que incide en dos de sus aspectos fundamentales: aprovechamientos regulares y multifuncionales frecuentes, y control del riesgo de catástrofes, en particular incendios forestales.
Los socios que participan en el proyecto ENERSILVA proceden de cuatro países y se agrupan en tres categorías: asociaciones de propietarios forestales, Administraciones públicas de ámbito regional con competencias en medio ambiente y selvicultura, y centros públicos de investigación y transferencia de tecnología especializados en temas forestales y de desarrollo energético de la biomasa.

Fuente: Euskadi Forestal. Marzo 2005
Enlace: http://www.basoa.org/index_c.htm