La planta de Resinas Naturales en Almazán (Soria) marca un hito en el potencial nacional de producción de aguarrás