La nueva norma de calidad de la miel aportará mayor transparencia en la información sobre el origen de este producto